lunes, 3 de octubre de 2016

"Prefiero morir ahora que prolongar mi muerte si no tengo tu amor"



¿Os suena esta frase?

Seguro que si, es de la tragedia romántica más famosa de todos los tiempos, de la cual han salido numerosas adaptaciones de todo tipo..

Pero... suponiendo que eso pasara en realidad... ¿Moriríais por el amor de vuestra vida?, ¿Moriríais por el alma que da sentido a vuestros días?, ¿Moriríais por la persona por la cual se os ilumina la mirada cada vez que la pensáis?, ¿Moriríais por vuestra alma gemela?, ¿Moriríais por verla sonreír una vez más?.

Y ahora estaréis pensando.. pero que vas a saber tu que; " Eres muy pequeña y te faltan muchas cosas por vivir" - Mi Madre

Sinceramente pienso que la madurez de una persona no se mide en los años que tengas, se mide en las experiencias vividas y en tu capacidad y actitud al enfrentarlas y el recuerdo que ha quedado de ellas.. pero concededme una oportunidad y quizás os sorprenda..

Seguro que si en estos momentos tu corazón está por alguien, habrás pensado en esa persona.. pero el amor es subjetivo, cada persona lo interpreta como le sale, como lo siente y cada relación es un mundo.

Y como todo, el amor tiene tanto cosas buenas como malas, por un lado están las cosas buenas; la satisfacción que se siente cuando sabes que cuando esa persona suspira, esa bocanada de aliento es tuya, también está ese sentimiento que cala muy adentro y el cual siempre recordaremos con cariño.


Que la palabra "Amor" tiene muchos significados, está el de la Rae; " Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser. ",

También está el significado que le dan pensadores;

" El amor es nuestro verdadero destino. No encontramos el verdadero sentido de la vida por nuestra cuenta, lo encontramos junto a alguien " - Thomas Merton

Y el que yo creo que es más importante, el que más signifique para nosotros, algunos pueden encontrar amor en el abrazo de un familiar, de la mano de alguien, con un olor, sabor o recuerdo, pero una cosa está clara; " Las personas siempre vuelven a donde amaron la vida "

Como la vida misma, el amor tiene tanto cosas buenas como malas, pero sinceramente, para qué vamos a engañarnos, las cosas malas duelen, hieren, desgarran, mortifican y matan en vida.

Tan sólo imaginar que se va, que esa persona por la cual has luchado tanto te abandone, que se canse de ti o que te reemplace es inconcebible.

Cuando eso pasa, llorar no es una opción, es una prioridad, que el miedo de perder a esa persona es una exhalación de aire que nos inunda, que el echar de menos es una condena y que el respirar es una cadena perpetua.

Pero.. qué voy a saber yo, si soy muy pequeña y me faltan muchas cosas por vivir.










1 comentario:

  1. Excelente entrada, Laura. Te recomiendo que cambies el color y el fondo de la letra para que se vea mejor.
    Aguardo la próxima entrada con ganas

    ResponderEliminar